Mi viaje a Las Vegas 2020

Un viaje para mi es recargarme de energía, una aventura y tiempo para mi sin redes sociales ni trabajo, pues la emoción empieza desde hacer la maleta hasta el momento que regreso a casa. Decidí irme 7 días a Las Vegas con mis amigas y te contare un poco sobre los lugares y atractivos que visite, qué hoteles y casinos, este viaje fue totalmente diferente a las ocasiones anteriores en que he estado en la ciudad del pecado. Vivo a 6 horas en carro además que mis padres residen actualmente ahí, así que voy constantemente, pero descubrí cosas que hacer muy interesantes, divertidas y económicas.

Desde un paseo por Red Rock Cayon en medio del desierto hasta subirte a la estratosfera y ver el brillo de la ciudad de noche, puedes hacer casi cualquier cosa en Las Vegas.

Algo interesante es que Las Vegas es que se construyó en medio del desierto, así que no hay días fríos o lluviosos allí. Por otro lado, ve preparado para las altas temperaturas en los recorridos al aire libre.

Visitamos Seven Magic Mountains, es una exhibición que se ubica al sur de la ciudad, a aproximadamente 20 millas del famoso Strip de Las Vegas. En esta exhibición, que está entre Las Vegas y Jean, al sur de Nevada, la entrada es gratis. Amo el arte. La exposición es hecha por un artista suizo con coloridas piedras colocadas en 7 columnas, así que puedes disfrutar los paisajes montañosos y desérticos de Nevada que son fantásticos.

Seven Magic Mountains.

Durante nuestro viaje a Las Vegas, nos hospedamos en el Hilton Gran Vacations es un hotel popular, los precios son muy atractivos, disfrutamos de la alberca, y la pasamos muy bien, nos quedamos en una habitación doble con cocina, lavadora y secadora, tina y nos encantó tener una sala para planear nuestro día mientras todas corríamos mientras nos arreglábamos.

Las Vegas es un destino totalmente turístico, por lo que no importa el día de la semana, siempre encontrarás los lugares, opciones y atracciones. En relación a las medidas de seguridad por la pandemia, la mascarilla es requerida en todos los lugares, los clubs están cerrados y no hay shows pero si hay cosas por hacer. Nos subimos a La torre estratosfera con 350 metros de altura es el edificio más alto de todo el estado de Nevada. Otra atracción que disfrutamos fue el en el High Roller, con 550 pies la rueda de observación más alta del mundo. Con vistas panorámicas de 360 grados del valle de Las Vegas son 30 minutos de paseo y cuenta con 28 cabinas, compramos el ticket por internet, eso evito que hiciéramos fila, así que no tardamos ni 5 minutos en entrar y poder disfrutar de las vistas panorámicas.

Pero tienden a estar mucho más concurridos los fines de semana. Por lo tanto, considere visitar las principales atracciones durante los días de la semana.

Caminamos por algunos casinos y hoteles apreciamos el show de Las Fuentes del hotel Bellagio con más de 1000 propulsores de agua combinados con efectos de luces y melodías musicales.

Otro día decidimos ir a Fremont Street Experience que  combina a la perfección luces, sonido, por el momento no hay conciertos, pero si puedes tomarte unos drinks, apreciar los shows callejeros y los restaurantes están abiertos. Esta calle tiene una pantalla en el techo que tiene más de 12 millones de leds y 220 altavoces. Fue uno de las noches más divertidos tanto que al siguiente día dormimos hasta tarde y nos quitamos la cruda con un caldo.

Definitivamente Las Vegas es un lugar con mucha popularidad y le hace honor a su apodo pues es una ciudad que nunca duerme. La pase increíble, descanse, me divertí y regrese a casa con mucha energía. Un viaje totalmente recomendable.

Comentarios en Facebook